El vídeo de los coches arrastrados en Moixent demuestra la fuerza de la gota fría