A la mujer asesinada en Bilbao también se le denegó la protección