Impresora 3D para hacer prendas de ropa, una idea que puede revolucionar el mundo de la moda