Jorge Javier y Lara Álvarez no pueden contener la risa con las caídas de los acampados durante una divertida prueba