Álvaro no da crédito al ver a su suegra entrar a la hoguera y no pueda evitar un ataque de risa: “¿Qué haces aquí?”