Así fue la vuelta a las villas tras las hogueras: de las lágrimas de Alejandro, a las dudas de Gal·la