Boris: “Lo que más aprendí de mi madre fue la disciplina”