Joaquín Sánchez rechazó la oferta de Florentino Pérez y no comió con Mourinho