Confesiones de pareja: la barrera del pedo entre Bertín, Fabiola, Pepe y Yolanda