La resaca de Lydia desata la risa de todos: “Hoy no tendrías que haber venido a trabajar”