La aterradora pesadilla de Chimo Bayo: ¡tiene que salir corriendo al baño!