La montaña rusa emocional de Lola: sus divertidos cambios de humor viviendo sola en Playa Destierro