La cena salvaje y surrealista de Jorge Sanz: “Os parece normal que me dé una copa medio usada”