El joven que apuñaló a un compañero de instituto en Malaga sufría bullying