Campanario consigue lo imposible: Alba Carrillo vuelve a ser Belenista