Fuentes cercanas a Sara Carbonero confirman que su operación de urgencias no es una recaída