Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevos vecinos: Luis Merlo y Miren Ibarguren llegan a Mirador de Montepinar

Alba y Teodoro han trastocado las dinámicas familiares de dos de las sagas más emblemáticas de Mirador de Montepinar, pero la llegada de Bruno y de Yolanda revolucionará aún más la ya de por sí compleja convivencia vecinal. Los ensayos de piano del consumado e inestable concertista y la locuacidad y extrema franqueza de la atractiva costurera, a quienes dan vida Luis Merlo y Miren Ibarguren, respectivamente, desatan nuevos conflictos entre los habitantes del edificio.

Los montepinarianos realizan un insólito descubrimiento: la construcción de Chinovegas, un ambicioso plan urbanístico al que ha dado el visto bueno el Ayuntamiento y que implicaría el traslado del cementerio municipal al solar situado frente a Mirador de Montepinar. Mientras, Enrique Pastor, cansado de las continuas presiones que implica su cargo en el Consistorio, decide evadirse saliendo de fiesta con Antonio.
Por otra parte, Judith comienza a tratar a un nuevo paciente: Bruno Quiroga (Luis Merlo), un virtuoso, inseguro e hipocondríaco pianista que desarrollará un claro síndrome de dependencia hacia la terapeuta. Además, Yolanda Morcillo (Miren Ibarguren), la dueña de una retoucherie que se cree la Coco Chanel del barrio, iniciará un rápido noviazgo con Amador, con el que convivirá en el 2ºB junto a Alba y Teodoro.
Las mejores imágenes del capítulo T09xC09