Los hijos de la guerra pelean por un sitio en la historia futbolística