El detenido por el doble crimen del pantano de Susqueda mató a su mujer con una escopeta de caza