El plan de Gabilondo: impuestos congelados, vacunar en centros de salud y lejos de extremistas