La fallecida alertó "dos veces" a la Guardia Civil de que el asesino estaba en su casa: "Confió en que lo habían detenido, tenía dos órdenes de alejamiento"