"Los teléfonos están pinchados"