'Steve', el fenómeno que parece una aurora boreal pero no lo es