La noche se tiñe de rojo Hawái: la espectacular erupción del volcán Kilauea