El temporal se desplaza desde el Mediterráneo y golpea Andalucía y Extremadura