Laura Matamoros, muy dura con su padre Kiko y su presencia en Guadalix