Los compañeros cargan contra Miriam Saavedra porque no se moja en los alegatos y ella termina llorando