España se enfrenta a una vieja conocida por un lugar en cuartos