Sudáfrica y México, preparados