El asesino del niño de la balsa magnifica su discapacidad para evitar la condena de 20 años