Iwasaki opina que "en España gusta reirse, pero prefieren decir que leen 'La Náusea'"