Tradición y creatividad en el pesebre de la plaza de Sant Jaume