Momo se cuela en los dibujos infantiles: la muñeca incita a niños a autolesionarse