La nueva versión de ‘El sitio de mi recreo’, de Antonio Vega, en lengua de signos