La ópera regresa a los pies del Partenón de Atenas