Raphael cuenta cómo está llevando el confinamiento siendo inmunodeprimido