Las redes sociales se vuelcan con donativos para restaurar un retablo del siglo XVI