Dos monos se convierten en okupas de una piscina de Sudáfrica