Trichet: "No es tiempo para la complacencia"