Más cerca de un plan de choque europeo contra los efectos económicos del coronavirus