Lo que más se abarató en el año del covid: combustibles, hoteles y vuelos internacionales