La Comunidad Valenciana, gran beneficiada del éxodo del turismo y las empresas de Cataluña