Los funcionarios de prisiones cortan la carretera de acceso a la cárcel de Estremera