El Gobierno suprime el impuesto del 7% de la generación eléctrica para bajar la factura de la luz