Los trabajadores de Martinsa-Fadesa consideran "de risa" la oferta de la empresa