La huelga mundial de los trabajadores de Uber le amarga su salida en Bolsa