La ultraderecha en Europa celebra el ascenso de VOX