Los cuidadores confinados con sus pacientes: "Nos quedamos con nuestra otra familia"