“Adiós con el corazón” cantan los ancianos de una residencia de Estella a quienes se encerraron con ellos para salvarlos