Michelle Obama y sus hijas, Sasha y Malia, disfrutan de Madrid